lunes, 25 de mayo de 2009

Oraciones que valen la pena recordar y orar

ORACIÓN CUANDO HA HABIDO UN ACCIDENTE

Mateo 9:12-13.

Señor y Dios mío, Tú has usado este accidente para darme una escalofriante per benèfica experiencia. Me has recordado también que es posible ser quitado de esta vida y de esta tierra en un simple momento para estar ante tu trono de juicio.
Tú permitiste este accidente a fin de darme un fuerte aviso, como un clarín de trompeta para despertarme. Estás exhotándome a vivir mi vida presente a la luz de la eternidad; pero, sin embargo, Tu bondad paternal ha velado sobre mí y me ha salvado de la muerte. Te doy gracias por esto, Señor. Yo sé que ni un solo cabello de nuestra cabeza cae sin tu voluntad. Tú quieres que lo que me ha sucedido sirva sólo para bien; me haga reconocer en dónde reside mi falta, y por qué ha ocurrido esto.
Perdóname por las veces cuando el apresuramiento de la vida me ha puesto fuera de mí y he obrado locamente, no guardando las reglas del tráfico, trayendo daño o perjuicio a otros. Si en este particular accidente otra persona fue más culpable que yo, guárdame de acusarle y de sentirme resentido en
contra de él; ayúdame a perdonarle desde el fondo de mi corazón para que yo pueda experimentar cada día tu perdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada